07-12-2017

Sumando Energías

Fundación Energizar y la empresa CENTROSIDER nos cuentan sobre este proyecto de educación ambiental.

Colector solar

El Redproyecto2017 Sumando Energías es una de las acciones que implementa Fundación Energizar, organización creada en septiembre de 2014 de la mano del Ing. Pablo Castaño, quien siendo voluntario de la ONG Techo, notaba el difícil acceso que tenían las familias a una ducha de agua caliente. “Luego de un año de construcción de colectores solares y de pruebas para poder adaptarlo hasta lograr que funcione en todas las estaciones del año, empezamos a realizar construcciones junto a las familias. Hoy estamos llegando a 100 familias, más de 500 personas que se pueden dar una ducha de agua caliente gracias a energías renovables y reutilización de materiales”, nos cuenta su fundador.

El proyecto, presentado en el marco de la convocatoria para la Red Amigos de Fundación Acindar, abarca la construcción de 20 duchas y colectores solares de alto rendimiento en las localidades de Garín y Pilar, GBA Norte.

Agustina Gilberto, directora de CENTROSIDER, nos explica que “al conocer el trabajo que realiza la Fundación Energizar, surgió la idea de presentarlo a la convocatoria. Con materiales reciclados, llevan duchas de agua caliente a muchos barrios de manera sustentable, a familias que nunca habían tenido este servicio. Sumando Energías convoca a voluntarios,  quienes reciben capacitación teórica y práctica, para fabricar los calefones solares, aprendiendo sobre energías renovables. Luego ya en la práctica, ponen manos a la obra y comienzan  la construcción, que se hace entre voluntarios junto a los que van a disfrutar de este benéfico, que solo trabaja a energía solar”.

Pablo comenta que en esta iniciativa también se suman las familias participando de dos formas: “primero recolectando materiales reutilizables para la construcción del colector solar: botellas PET, latas, tetras. Luego, participando activamente de la construcción de su propia ducha solar. Lo que regularmente nos pasa es que los hijos de las familias nos ayudan en las construcciones posteriores”

Para Pablo se trata de un proyecto educativo en tanto “está basado fuertemente en la educación ambiental, ya que las familias aprenden que los materiales que antes quemaban en realidad tienen un valor y, que además sirve para darles acceso a un servicio básico que no tenían cubierto. Por otro lado, están aprendiendo sobre sustentabilidad, especialmente los hijos de las familias, saben que el sol calienta el agua de sus duchas.  Ese es un conocimiento, para el que no tiene agua caliente, que no se olvida más”.

Para conocer más sobre el proyecto mirá este video.