28-09-2018

Murga, danza y malabares en Barrio Unión

Compartimos los primeros resultados de los talleres de expresión artística que coordina Tejiendo Redes en el barrio Unión de Villa Constitución

Desde nuestro programa ISE acompañamos a Tejiendo Redes en la realización del proyecto “Taller de expresión artística”. La propuesta comprende talleres semanales para adolescentes y jóvenes entre 11 y 24 años que residen en el barrio Unión y Unión Sur de Villa Constitución, y tiene como objetivo potenciar el taller de murga implementado durante el año 2017, abriendo el espacio para incorporar otras destrezas como la danza, malabares y movimientos corporales, respondiendo así a los deseos de los chicos.

La Asociación Civil Tejiendo Redes tiene por misión generar espacios y oportunidades de desarrollo de pre-adolescentes y adolescentes, facilitando su acceso a diferentes instituciones sociales. El equipo de la asociación tiene tres radios de acción: uno en Barrio 9 de Julio, Luján, Santa Teresita, Talleres, el segundo en Barrio San Cayetano, Raviolo (CIC) y por último en Barrio Unión, donde se desarrolló este proyecto.

El trabajo de Tejiendo Redes en barrio Unión comenzó hace ya un tiempo. “En esta segunda etapa queremos ampliar el abordaje, en principio a través de nuevas talleristas pertenecientes al equipo de “Engranajes” de nuestra ciudad y que tienen un recorrido y experiencia en el campo territorial y como educadoras, lo que permitirá fortalecer y profundizar nuestras prácticas y el encuentro genuino con lxs chicxs”, explican en el proyecto.

El equipo compartió algunos resultados: “Al ser un taller que propone varias actividades en simultaneo, la cantidad de chicos se amplió cuantitativamente, antes al estar reducido al taller de murga solo quienes tocaban e iban a los ensayos eran los que participaban del mismo. Actualmente son muchos más. Lo que estamos trabajando con ellos es la continuidad, las legalidades en cuanto a horarios, sostener el taller el tiempo estipulado, la valoración del espacio y el cuidado de todos los elementos conseguidos. Es decir el sentido de pertenencia. En barrio Unión nunca hubo un taller que se sostuviera en el tiempo todos los días martes cada semana. Aquello es algo nuevo, algo que se debió construir y se sigue trabajando día a día. Implementando diferentes estrategias que permitan que los chicos construyan un hábito y que puedan sostener el taller”.

La incorporación de nuevos elementos, la consolidación de la murga y la escucha y respuesta a los deseos de los chicos abrió la posibilidad de desarrollar la creatividad desde una mirada subjetiva, crear música y fusionar diversas expresiones. “Todo aquello produjo una producción propia, espontánea y con estilo identitario, por supuesto, todavía en construcción”.