12-10-2017

Entrega de diplomas en Villa Mercedes

Realizamos el acto de entrega de diplomas a los becarios hijos de empleados de Acindar Grupo ArcelorMittal de las plantas localizadas en Villa Mercedes, San Luis. Participantes del evento nos cuentan cómo se vive el programa en esta localización.

El pasado domingo 8 de octubre, en el marco de los festejos del día del niño, se entregaron diplomas a los 45 becarios de Villa Mercedes, siendo el último evento del año de nuestro programa Becas al Mérito, después de los realizados en Villa Constitución y La Tablada.

El evento se realizó en el “Salón Picuyos”, con la participación del personal y familias de las 3 plantas de Acindar en Villa Mercedes (Mallas y Clavos, Indema y Mallas Especiales y Logística). Durante la jornada se realizaron juegos de integración entre los niños y sus padres.

En el Acto de Entrega de Diplomas nos acompañaron Raúl Maidana, Gerente Ejecutivo de Villa Mercedes; Nicolás Melo, jefe de la planta Mallas Especiales II; Sergio Guastelli, jefe de la planta Mallas y Clavos; Pablo Martinez, jefe del nodo Logística de Villa Mercedes; y Cristian De La Vega por parte de Recursos Humanos, área de la empresa que nos asiste y acompaña en la implementación del programa todos los años.

Entrevistamos a Raúl Maidana, quien nos cómo fue evolucionando el impacto del programa a lo largo de los años, ya que, siendo responsable de las plantas de Villa Mercedes desde el 2004, le tocó participar de muchos eventos de becas. “Gradualmente, cada año se despierta más interés, y ocurre que en algunas familias cuando alguno de los chicos accede a una beca es como que por contagio, por ver lo que pasa con el hermano, hay otros chicos que se esfuerzan, sacan mejores notas y tienen la beca. Finalmente hoy hay familias que tienen más de dos becarios. Esto a su vez repercute entre los empleados, que les interesa mucho. Primero lo ven en un compañero de trabajo, y a partir de ahí todo se va haciendo un circulo virtuoso de esfuerzos y resultados”.

Por su parte Cinthia Cardozo, becaria de nivel superior, nos contó que está en segundo año de la Licenciatura en Psicopedagogía. No es el primer año que Cinthia recibe beca, “he recibido la beca antes, desde el secundario la vengo recibiendo”. A pesar de vivir en Río Cuarto, donde estudia, decidió sumarse a la entrega. Para Cinthia la beca es  “un reconocimiento a todo el esfuerzo que uno hace durante el año”, mientras que para su papá, Juan Baltazar Cardozo, Operador de Mantenimiento Autónomo, es además “una ayuda económica que suma. Al venir la beca resta para los gastos del papá. Nosotros somos cinco en la familia así que viene muy bien”. Además de Cinthia, su hermano menor, Juan Esteban, es becario de nivel secundario.

¡Esperamos que el programa siga creciendo en esta localidad y seguir sumando experiencias de otros becarios!