18-10-2017

San Luis: Despertar de Vocaciones Tempranas por Ingeniería

Visitamos los talleres de robótica que se realizan en sextos grados de escuelas primarias a cargo de la Facultad de Ingeniería de la UNSL. El Decano y estudiantes a cargo de los talleres nos cuentan la experiencia.

Momento del taller donde se realizan tareas interactivas con el robot

Desde el programa Ingeniamos apoyamos actividades en distintos niveles educativos para la promoción de las ciencias, tecnología, ingenierías y matemática (STEM). Un ejemplo de ellas son los talleres que diseña e implementa la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de San Luis desde el 2016, con la asistencia de un equipo de profesionales del Programa de Ingreso y Permanencia de Estudiantes, y el financiamiento por nuestra parte de los kits de robótica y los gastos para traslado dentro de la provincia.

El taller incluye una introducción a la robótica, tipos de robots y aplicaciones, demostración y actividades guiadas de programación mediante bloques de movimientos con el robot, y finalmente una propuesta de tareas interactivas que los alumnos deben resolver solos, con la supervisión de los docentes del laboratorio de Mecatrónica.

Daniel Moran, Decano de La Facultad y coordinador general del proyecto, nos cuenta la historia: “Hoy estudiar ingeniería no es precisamente algo popular. El análisis de las causas de este problema es complejo y largo de describir ya que se trata de varios motivos y ha sido largamente analizado por muchos docentes. Uno de ellos es la dificultad que presentan los alumnos con el estudio de la matemática y la física en la secundaria. Entonces los egresados de secundaria buscan carreras universitarias que no tengan en su cursada estas asignaturas, requisito que para sus expectativas no cumplen las ingenierías

Tratando de revertir esa impopularidad es que se pensó, entre otras acciones, en las cosas lindas de la ingeniería, que son admiradas por muchos, como por ejemplo la robótica. Es así que en el intento de revertir la situación realizamos diferentes acciones suplementarias a las tradicionales formas de hacer promoción de carreras. Así surge la idea del dictado de estos talleres que quieren ser una forma de revertir esa negatividad, generando entusiasmo, motivación y un acercamiento hacia la tecnología desde la ingeniería, pero en edad temprana, donde algunos pedagogos sostienen que se pueden despertar las vocaciones, suponiendo que las mismas, si son profundas, van a soportar la negatividad de lo complejo que es para los estudiantes de la secundaria la física y la matemática”.

Daniel concluye con el objetivo general de los talleres, que “radica en que, mediante el uso de herramientas atractivas, se logre despertar de manera indirecta en los estudiantes el interés por la tecnología en general y por la ingeniería en particular”. 

Enzo Nicolás Astudilla, estudiante de la Tecnicatura Universitaria en Automatización Industrial con orientación Informática,  y Franco Giménez,  estudiante de Ingeniería Industrial, nos contaron su experiencia como integrantes del equipo que lleva los talleres adelante. “Entre los compañeros de estudio y el profesor Ingeniero José Cuello nos invitaron el año pasado a participar de este programa y resultó interesante transmitirles a los chicos nuevas ideas, nuevas cosas que pueden hacer. Transmitirles que no todo es estudiar por estudiar sino estudiar con un objetivo”. Para Franco “poder enseñar lo que me enseñaron a mi esta bueno y que los chicos también se enteren que pueden estudiar diferentes carreras en nuestra facultad”.

En la opinión de ambos la respuesta de los chicos es positiva: “algunos chicos se entusiasman más, otros menos, algunos nos piden que volvamos, hasta maestras nos piden de armar talleres para secundaria. Pero sí hay chicos a los que les interesa bastante, nos consultan, preguntan si pueden hacer algo particular. Se nos acercaron chicos de secundaria con proyectos de otros talleres y nos consultaban cosas. Es interesante ver que hay chicos que se interesan fuera del colegio. Se les nota el interés”. Enzo expresa que le agrada poder compartir lo que va sabiendo con los chicos y ver que a algunos les interesa, “es muy lindo compartirlo con ellos”. Pero no solo aprenden los alumnos de primaria, como explica Franco: aprendemos también nosotros de ellos, de lo que son sus experiencias en base a lo que nosotros les vamos a dar.

Enterate más detalles del taller en la nota publicada por la universidad.